27 junio 2008

Yo era más o menos

"Yo era más o menos... tenía suerte, velocidad y oportunismo en partidos medios clave... la dejaban ahí y yo la empujaba", dice el goleador de los botines marrones.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Amigos, es un alegrón encontrar un espacio del glorioso Atlético, club del centro, estadio en la Villa papá, el barrio más grande de Santa Rosa. Tardes de fútbol, entreveros en entrenamientos en las auxiliares que daban a la circunvalación, correr entre los pinos, que estaban detrás de la tribuna oficial de cemento. Partidos a muerte los domingos, adolescentes de la villa que a falta de guita para la entrada, saltábamos el tapial sobre la civit, o bien con el guiño de don Benavidez, pasabamos por la infranqueable puerta de chapa de su casa....Y ver a Sardiña, el preso galera, el beto calvo, el famoso oso Tost, o el maestro Garro, o el Ruso Bartel (arqueros memorables), el negro Pereyra, San Sebastián, el negro Alzamendi, el ruso Marucho, los Valverde, que tardes!!!!!, los hermanos Castillo, Munguïa, loco, se me hace un nudo en la garganta. Que historia tenemos!!!Quedamos para siempre en las páginas gloriosas del fútbol del INTERIOR del país, no como los pechos fríos de los primos, película porno: siempre acaban afuera...Saludos, chicos, un gustazo. Y por último, que goleador el NICOGOL!!! un grande, hermano. Un tipazo, humilde, no creen uds. que mereció mejor suerte, comparado con los pataduras que triunfaron fuera de la Pampa? Las alegrías más grandes, las viví en el Mateo. Fdo. Negro Villero.

Gonzalo Alecha dijo...

que linda memoria.
un abrazo amigo albo.

Milton dijo...

Gracias, amigo Negro.

Hoy es un día triste para nosotros. Nos pone bien leer eso. Hay algunos que no tienen idea de la historia que tiene el club, lo viven como un partido de solteros y casados. Por eso este blog rescata y trata de insistir en nuestra grandeza y grossez general, más allá de este mal momento.

¡El ruso Marucho! Dice el Tío Pumba que era un crack (?)

Ahora, al oso Tost, no lo teníamos. Seguro que grosseaba también.

Publicar un comentario